--> ¿Qué son las láminas aislantes térmicas? | Vilken

Recientemente hemos visto cómo sacar el mayor provecho de tus radiadores a la hora de ubicarlos en los lugares más estratégicos de las habitaciones para aprovechar fenómenos físicos y lograr una climatización más eficiente y homogénea.

En ese artículo, pudimos comprobar que el lugar crítico para lograr la máxima eficiencia térmica de un hogar está en los puntos en los que este está en contacto con el exterior. Por ello, es preferible situar los radiadores en los muros interiores del hogar y que el calor que extienden a la pared no se pierda con el aire exterior.

Láminas aislante térmicas para ventanas

El punto clave al que hay que prestar atención para asegurar una climatización perfecta son las ventanas. En las últimas décadas, la tecnología de ventanas ha avanzado a pasos de gigante y ahora es especialmente interesante conocer soluciones como las láminas aislantes térmicas.

Se tratan de un cristal que contiene partículas metálicas en una alta concentración —siguen siendo transparentes, pero en función del grado de aislamiento darán un efecto más o menos tintado— que hacen que el calor interior no salga de la habitación en invierno y también reducen la entrada de calor en verano.

Existen muchas soluciones diferentes en el mercado, que abarcan todo un abanico de precios, con garantías y durabilidades variadas, pero pueden reducir hasta en un 40% el gasto de energía para mantener la temperatura deseada.

Esto supone que la inversión que haya supuesto su instalación se recupere rápidamente, pues aumentan la eficiencia energética del hogar y actúan constantemente. Además, como beneficio adicional, su efecto tintado protege en un 99% contra de los rayos ultravioletas del sol, por lo que reduce su deterioro.

Láminas aislantes para fachadas

Las láminas aislantes térmicas para ventanas son una de las soluciones más rápidas que se pueden instalar para mejorar inmediatamente la eficiencia térmica de tu hogar. Pero las fundamentales, que determinarán su habitabilidad a largo plazo, son las láminas de aislante que se utilizan en la construcción de la vivienda.

La variedad en este ámbito es enorme, existen materiales sintéticos, minerales, naturales, así como muchos formatos diferentes, ya sea en placas, rollos o partículas. Lo primero determinará su calidad térmica y dónde se pueden colocar, mientras que lo segundo, la manera en la que se debe instalar.

Los materiales sintéticos suelen ser derivados del petróleo y cuentan con un coste muy bajo. Además, pueden actuar como aislamiento acústico, por lo que son una opción popular a la hora de crear estudios de grabación. Estos suelen ser poliestireno, polietileno o poliuretano.