Si has estado prestando atención a tu factura del gas últimamente, te habrás dado cuenta de que el incremento, en comparación con 2021, ha sido impresionante. Esto afecta considerablemente el poder adquisitivo de las familias, que se enfrentan a, posiblemente, el invierno más caro de la última década.

Para contrarrestar esto, el Gobierno ha establecido medidas que ayuden a poner un tope el precio del gas para intentar reducir las facturas energéticas.

Seguramente hayas oído mencionar la Excepción Ibérica, en la que entraremos en detalle, pero otras medidas aplicadas son la reducción del IVA en la factura del gas.

En junio, la Comisión Europea aprobó la Excepción Ibérica recogida en el BOE 2022-9435, que se aplicará en España y Portugal.

Cómo rebaja el precio de las facturas la Excepción Ibérica:

  1. Regulando el precio de la luz: Dado que la producción de gas está ligada a la de la electricidad y pretenden desacoplarlo.
  2. Tope en el precio del gas: Durante los seis primeros meses, el máximo serán 40 euros por MWh, mucho menos de lo que se cotiza en el mercado internacional. A partir de diciembre, este límite se irá incrementando en 5 euros mensuales, hasta llegar a los 70 cuando haya pasado un año.

La fecha máxima de aplicación de esta medida es el 31 de mayo de 2023, aunque se podrá acabar antes por acuerdo de los gobiernos portugués y español.

El tope del gas tiene como meta reducir el precio de la factura, pero afecta principalmente a aquellos que tengan un contrato regulado o PVPC. Según datos de Repsol, esto supone en torno a un tercio de la población.

Sin embargo, apuntan desde la energética, las centrales siguen pagando el precio real del mercado internacional. En la factura, podrás encontrar el concepto “Coste tope del gas gas RDL 10/2022 REE”, que están sufragando todos los consumidores, tanto los que están con tarifas reguladas como libres.

Este concepto es un nuevo coste temporal, que estará activo hasta que dure la medida. En los contratos que se hayan hecho más allá del 26 de abril de 2022 (o los que los hayan modificado) tiene una segunda partida, de importe mayor. Si está aplicándose, no se encontrará “REE”.

El tope del gas es una medida variable, que se basa en precios cambiantes sujetos, en última instancia a la oferta y demanda del mercado mayoritario, por lo tanto es imposible calcular cuál será el precio final de tu factura. Los precios se publican diariamente por el Operador del Mercado Eléctrico de manera oficial.

Si estás en el mercado libre y solo ves el primer concepto (REE), te recomendamos no cambiar nada en tu contrato, porque te podrán aplicar un importe mayor. En cualquier caso, si sigues teniendo dudas sobre cómo te pueden afectar los cambios en el precio del gas, ponte en contacto con nosotros, que trabajamos a diario soluciones energéticas y sabemos cuáles son las que más se adecúan a tu situación.