--> VILKEN MAÑANES · Qué tipo de caldera de gas debo instalar en mi casa

Puede que con la llegada del frío y, sobre todo, si tienes una caldera antigua, te estés planteando renovar la caldera por una más moderna. Incluso, si tu caldera funciona perfectamente debes saber que las nuevas normativas hacen que las calderas sean mucho más eficientes ahora y, además de contaminar menos, puedes ahorrarte dinero en la factura del gas.

Qué debo tener en cuenta a la hora de elegir una caldera

  • La normativa vigente.
  • El tamaño de la vivienda. Los metros cuadrados de la vivienda y el tipo de construcción influyen en la clase de caldera que deberíamos instalar. No es lo mismo un chalet grande o unifamiliar que un piso pequeño, no solo por la cantidad de espacio a calentar, sino también por el tipo de instalación que requiere cada una de las calderas.
  • La zona geográfica. También dependerá del frío que haga en el exterior, ya que el funcionamiento de algunas calderas se ve perjudicado por el clima externo. Por otro lado, deberemos tener en cuenta si llega la acometida del gas, o si tenemos suficiente espacio para instalar una caldera de gasoil.
  • Si es de calefacción o calefacción + agua. La capacidad de la caldera es importante sobre todo, si tenemos muchos cuartos de baño, ya que, a más número de cuartos de baño, mayor deberá ser la capacidad de la caldera y su potencia.

Cuál es la normativa actual de calderas del 2021

La antigua normativa del 2013 al 2015 no recogía algunos aspectos decisivos a la hora de elegir una caldera. De hecho, las antiguas calderas atmosféricas, muy utilizadas hace años, en la actualidad tienen prohibida su fabricación, aunque no su venta; por lo que todavía se pueden encontrar algunas en el mercado.

En la construcción nueva es obligatorio instalar una caldera de condensación, es decir, las que aprovechan el calor que se genera con los gases eliminados con la combustión para calentar de nuevo el agua, y que se alimentan del aire del exterior.
Se ha demostrado que este tipo de calderas reducen el consumo de gas y son menos contaminantes que las anteriores. Además, ahora también se tiene en cuenta el nivel de ruido que emiten, que deberá ser menor de 60 decibelios.

Diferencias entre una caldera estanca y una caldera de condensación

Como hemos dicho antes, en el caso de una vivienda nueva la normativa indica que debe instalarse una caldera de condensación, sin embargo, en el caso de sustitución de una caldera antigua la normativa es más flexible.

Las calderas estancas o de bajo NOx de la clase 5 o 6 tienen la ventaja de que se pueden colocar en cualquier espacio de la casa, siempre que tenga una salida de humos, y las condiciones atmosféricas no les afectan. Sin embargo, solo se pueden instalar en los últimos pisos de edificios o en viviendas unifamiliares que puedan sacar la extracción de humos por el tejado.
No están prohibidas, ya que tienen una concentración menor a 70 mg/Kwh de NOx, y resultan más baratas. No obstante, contaminan más y no son tan eficientes como las de condensación, por lo que la factura del mes será más alta.
Las calderas de condensación tienen un mejor rendimiento, por tanto, ahorran en la factura, contaminan menos y tienen una vida útil más larga.

En Vilken podrá encontrar muchos tipos de calderas para todo tipo de construcciones y condiciones. Si quiere asesoramiento sobre el tipo de caldera que mejor se ajusta a sus necesidades, consulte con nosotros sin compromiso.